Movimiento Terapéutico
en la Vejez

danza vieja.jpg

En este momento, en el lugar preciso en que usted se encuentra, hay una casa que lleva su nombre. Usted es su único propietario, pero hace mucho tiempo que ha perdido las llaves.

Por eso permanece afuera y no conoce más que la fachada. No vive en ella.

Esa casa, albergue de sus recuerdos más olvidados… es su cuerpo.

 

-Therese de Bertherat-

La razón del movimiento

El movimiento es el primer y más importante signo de la vida... el movimiento crea y define la vida humana y la de cualquier especie en el planeta... modela estructuras y patrones en un ciclo interminable de transformación.

Y a lo largo de la vida, los humanos seguimos creciendo y cambiando nuestras estructuras, en una danza interdependiente entre el cerebro, la mente, las emociones y el cuerpo.

La danza y los patrones crecen en un tejido que se conecta dentro y fuera del cuerpo, en la relación con uno mismo, pero también con los demás.

De esta manera, todas las formas de movimiento darán cuenta de los comportamientos y las habilidades de una persona para responder a su realidad.

Y al paso del tiempo, en la edad adulta y la vejez, la forma de ser y de estar de cada persona, será consecuencia inevitable de cómo tejió y sigue tejiendo su propia danza con sus propias creencias, sus aprendizajes, sus acciones, sus formas de actuar, pero también con sus elecciones, sus relaciones y sus creaciones personales y colectivas.

El Movimiento Consciente

Mientras haya vida, la capacidad del ser humano, de autopercibirse, de cambiar, de aprender, de relacionarse y de crear, seguirá siempre y profundamente vinculada al movimiento. Mientras haya vida... no importa la edad; en el eterno aprendizaje del movimiento, es posible seguir redefiniéndose y comprendiendo quién se quiere ser y cómo se puede llegar a ello, en una búsqueda de sentido que no termina... hasta que termine.

...Todo esto, siempre y cuando existan los medios y los recursos tanto internos como externos, para desplegar este potencial profundo e íntimo.

UN SERVICIO A DOS TIEMPOS

PRIMER TIEMPO.

MOVIMIENTO TERAPÉUTICO

SEGUNDO TIEMPO.

GRUPO DE ENCUENTRO

Una sesión de Movimiento Consciente, que pretende abordar cinco criterios de atención dentro del ámbito del cuidado y el bienestar para el adulto mayor y que a continuación se proponen:

 

1.- La atención y estimulación de patrones neurológicos de movimiento, y la neuroplasticidad.

2. La atención corporal para el sostenimiento y la atención paliativa.

3. Las emociones

4. El autoconocimiento

5. La resiliencia y la creatividad

 

Se trabaja bajo el enfoque de la Psicoterapia Somática y la Educación Somática que tienen como objetivo mejorar la función humana y la integración cuerpo-mente a través de movimientos conscientes y restauradores, así como desarrollar una mirada "vinculante" en los participantes, que promueva la consciencia de la relación que existe entre la mente, las emociones y el cuerpo y sus posibles expresiones. Permitiendo que la persona mejore sus funciones y su sensibilidad perceptiva, cinestésica, propioceptiva y relacional.

 

Duración: 1 hora.

Un espacio para compartir y reflexionar sobre la experiencia en la clase.

Tiene carácter psicoeducativo y terapéutico y busca promover el autoconocimiento, el aprendizaje significativo y el desarrollo socioafectivo en los participantes; así como apoyar los procesos personales asociados a la vejez.

 

Algunos temas que interesa abordar son:

 

· El significado personal de la vejez

· Los cambios físicos y la salud

· La vejez y la productividad

· El desarrollo de habilidades de comunicación, de regulación emocional y de habilidades mentales para el buen vivir.

. La enfermedad como sinónimo de dependencia y de pérdida de la dignidad vs como sinónimo de fortalecimiento de la dignidad y la integridad.

· La pérdida y el duelo

· La relación con la muerte

· El sentido de la vida.

· El proyecto de vida en la vejez

 

Duración 1:15 horas.